Calderas de condensación

Para hablar de las calderas de condensación hay que empezar por destacar sus dos grandes ventajas frente a calderas convencionales. La primera de ella es la que afecta directamente al consumidor, se trata del ahorro energético que conlleva la utilización de una de estas calderas, se consigue gastar alrededor del 30% menos de energía, con el consiguiente ahorro económico. Pero este menor gasto energético también se traduce en menos emisiones de óxido de carbono y de nitrógeno, llegando a ser hasta un 70% inferior en las calderas de condensación, esta segunda ventaja, además de ser un bien para la sociedad, puede conllevar un ahorro para el ciudadano que decida instalarlas, ya que hay planes fomentados por el gobierno para la instalación de estas calderas eficientes.

Pero ¿Cómo consigue una caldera de condensación ese ahorro energético?

Uno de los puntos principales es el uso de combustibles gaseosos, que no tienen azufre, como el caso del gas natural. Esto ha permitido idear unas calderas que aprovechan una parte de la energía que en las calderas convencionales se desperdicia.

En el proceso de combustión las calderas producen dióxido de carbono y agua en estado gaseoso, estos gases van directamente a la atmosferas en las calderas convencionales, desperdiciando energía y contaminando por la expulsión de dióxido de azufre.

Las calderas de condensación han añadido un paso más a su sistema. En él se utiliza la energía que hay en el vapor de agua y en los gases producidos en la combustión para generar nueva energía en vez de expulsarla sin más. Por ello se les denomina calderas de alto rendimiento, ya que utiliza el calor que se produce en la condensación de los humos de la combustión como fuente de energía. Además devuelve estos vapores de nuevo a estado líquido, por lo que se produce el menor impacto ecológico mencionado anteriormente.

El nombre de caldera de condensación le viene dado por este proceso que hemos visto, donde se convierte el agua en estado gaseoso en estado líquido, en el cambio se produce el denominado “calor latente” que evidentemente no se produce en otro tipos de calderas.

Calderas con un rendimiento superior al 100%

No es de extrañar que muchas personas se sorprendan a ver entre las características de una caldera de condensación el dato de que su rendimiento es superior al 100%. Aunque parezca un dato contradictorio, es real, siempre que hablemos del poder energético de una caldera. Esto se debe a que el poder calorífico superior (que indica el calor que se puede producir con una cierta cantidad de combustible) no tiene en cuenta la energía que se produce gracias al calor por condensación de vapor de agua, lo que hemos llamado el llamado "calor latente".

Por esto si se tiene en cuenta las mediciones estándares de calderas convencionales, las calderas de condensación tiene un rendimiento al menos del 110%. Pero claro, si se tiene en cuenta ese calor del vapor de agua, el rendimiento será inferior, aún así las calderas de condensación llegan al 98% frente al 80% máximo de las calderas convencionales.

Por último hay que mencionar unas medidas de seguridad extras que presentan este tipo de calderas.

Poseen los dispositivos comunes de todas las calderas, para evitar las elevadas temperaturas, subidas de presión o presencia de llamas. Pero además las calderas de condensación cuentan con unos sistemas propios de seguridad, enfocados a la evacuación de humos y condensados. Sobre todo se suele añadir un termostato de humos que bloquea la caldera si la expulsión de gases es muy elevada, ya que las chimeneas suelen estar construidas en plásticos que no soportan temperaturas superiores a los 120º.

Ventajas de calderas de condensación

  • Ahorro energético.
  • Menos contaminación.
  • Rendimiento superior al 100%.
  • Fácil manejo.
  • Rapidez en la calefacción de la casa.
  • Posibilidad de conseguir subvención para su instalación.

Desventajas de calderas de condensación

  • Más caras de comprar que una convencional.
  • Medidas de seguridad extras.
  • Necesidad de disponer de una salida de gases, sino se dispone se tendrá que realizar un agujero en la pared para su colocación.
  • Como cualquier caldera de gas, se necesita un mantenimiento y revisiones periódicas.
Pide presupuestos de calefaccion y calderas a multiples empresas a la vez y ahorra hasta un 40% al comparar presupuestos